Equipos e instalaciones solares

Ya el lector está familiarizado con la idea de que la energía solar en forma de radiación
electromagnética, LUZ, se puede convertir en calor con los colectores solares, de los cuales, de
modo general, hemos visto varios tipos.

Pero el colector solar no es suficiente para disfrutar de la energía obtenida ya que la intensidad de la luz solar sobre una superficie horizontal tiene variabilidad horaria, diaria y estacional. Se suman a esta variabilidad geográfica los efectos climatológicos locales como la nubosidad, que resulta incontrolable e impredecible.

Por todos estos motivos y la situación obvia de que el momento de utilización no coincide siempre con el momento de presencia solar se hace imprescindible almacenar la energía captada lo que comúnmente se logra almacenando ciertos volúmenes del fluido ya caliente.

Esto nos lleva a que los sistemas solares térmicos disponen de: captadores solares, tanques de almacenamiento, intercambiadores de calor y en las grandes instalaciones bombeo y controles
automáticos.

Los sistemas más simples son los llamados termosifónicos, difundidos ampliamente en el
sector doméstico, referidos ocasionalmente como compactos.

Estos sistemas integran un colector solar de cualquier tipo de los señalados (planos o de tubos al vacío) y un tanque de almacenamiento.

Estos sistemas deben colocarse debidamente orientados al SUR en el hemisferio norte inclinados sobre la horizontal un ángulo equivalente a la latitud del lugar ±10º, cuidando no reciban sombra y lo más cerca posible del punto de consumo.

Muchos fabricantes le incorporan una resistencia eléctrica al tanque, que se recomienda ubicarla en la mitad superior y regular su operación a no más de 45ºC pues esta temperatura impuesta eleva el valor medio de la entrada al colector solar y redunda en una disminución de su eficiencia térmica. Solo recordar que el objetivo de estas instalaciones es ahorrar energía y que el máximo ahorro se logra operando el colector solar a la menor temperatura posible.

 

 

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *